¿Qué es un TAC dental?

El TAC dental es una de las herramientas más usadas y necesarias para la detección precoz, y la visión realista e integral de todo lo que no puede ser visto a ojo.

Las radiografías son muy comunes en cualquier ámbito de la medicina. Todo el mundo se ha hecho alguna en algún momento de su vida. Y mucha gente, sin saberlo, ha pasado por una Tomografía Axial Computarizada, que es lo que llamamos TAC.

¿Qué es un TAC dental?

En odontología utilizamos la radiografía panorámica (u ortopantomografía). Muestra la estructura ósea de la cara, y durante décadas fue uno de los mayores aliados de las distintas disciplinas de la salud dental: desde la odontología general hasta la ortodoncia y la planificación de cirugías. Pero lo hace en dos dimensiones, cosa que obliga a tomar varias para obtener la información necesaria para elaborar un diagnóstico preciso y un tratamiento efectivo.

Desde su invención en 1967, su uso empezó a extenderse en los años 70, y hoy es un instrumento común y necesario en cualquier clínica dental. La tecnología en la odontología avanza a pasos agigantados, y permite ofrecer tratamientos más completos y seguros.

A diferencia de las radiografías tradicionales, un TAC es una radiografía 3D que muestra todos los dientes y huesos maxilares desde todos los ángulos y con una altísima resolución.

Ventajas del TAC dental

Una clínica que no cuente con un TAC tendrá muchas dificultades para la detección y el diagnóstico. Más si se tiene en cuenta que, por miedo al dentista, muchos problemas se agravan silenciosamente hasta que el dolor se vuelve insoportable.

Entre los beneficios de un TAC dental se encuentran:

  • Diagnósticos y tratamientos más precisos.
  • Prevención y anticipación.
  • Detección de daños reales
  • Verificación de diagnósticos iniciales, muy importante a la hora de comparar un presupuesto dental o pedir una segunda opinión.

¿Cómo funciona un TAC dental?

Una tomografía axial computarizada utiliza el mismo principio que la radiografía tradicional. Se trata de un tubo de rayos X que dispara luz sobre la zona que se quiere escanear. Los rayos X son absorbidos por las diferentes partes del cuerpo y descifrados por unos receptores situados en el extremo opuesto de la máquina. Las imágenes digitales en tres dimensiones muestran los huesos de color blanco, los tejidos blandos en una gama de grises, y el aire o los espacios vacíos, en negro.
Así, se puede detectar infecciones, hemorragias, fracturas y deterioros.

¿Cuándo se necesita un TAC dental?

Caries

TAC dental

Daños reales, no solo aparentes. Como explicábamos en nuestro artículo sobre las caries, estas crecen en forma de cono dentro del diente, y el punto que aparece en el esmalte y con el que se las detecta, es solo su entrada. El avance y tamaño de la caries es algo que un TAC hace mucho más fácil, precisamente por ser en tres dimensiones. Muestra el contacto de un diente con otros, y también permite detectar si las bacterias se han transmitido al diente vecino, causando una caries interproximal, o si se acerca a la pulpa y puede llevarte a la endodoncia.

Enfermedades periodontales

Los dientes no son exactamente huesos, pero están sujetos por uno. La pérdida de hueso es una de las consecuencias más graves de las enfermedades periodontales , y eso es algo que no se puede detectar a simple vista. Cuando se detecta pérdida ósea es porque la periodontitis está en un nivel muy avanzado, y puede suponer la pérdida de dientes o la necesidad de tratamientos invasivos.

Traumas y abscesos

Los dientes tienen una curvatura, una alineación y un encaje en el hueso maxilar. Y, a veces, golpes, caídas, o el simple desgaste de esmalte dental pueden causar problemas invisibles que se vuelven dolorosos con el tiempo.
Sin ir muy lejos, atendimos recientemente a un paciente con un absceso sobre sus incisivos superiores (los dientes frontales). La causa: una fuerte caída que había desplazado milimétricamente uno de sus dientes, dejando espacio para que las bacterias provocaran una infección bajo la encía cada pocos años. Cuando se produjo esa caída, pocas clínicas dentales contaban con un TAC, y las radiografías no permitían ver ese espacio.

Ortodoncia

Aunque la ortodoncia se haya practicado durante décadas, el TAC dental sea convertido en una herramienta indispensable. La planificación de una ortodoncia es compleja, y debe considerar el espacio disponible en la boca, el grosor del hueso maxilar, la buena salud de los tejidos periodontales, y la posición inicial de todos los dientes.

Un TAC ofrece una visión integral y reduce el riesgo de no detectar anomalías.

Implantología

Poner implantes dentales es un proceso lento y delicado, que solo se puede hacer cuando el hueso y las encías están en buena salud. Solo con un TAC así se puede determinar exactamente dónde se pondrá el implante, para asegurar que su buena integración en el hueso.

Muelas del juicio

La extracción de muelas del juicio es una práctica muy común, pero no está libre de riesgos: en algunos casos, el nervio dental inferior pasa cerca o incluso entre las raíces. Planificarla bien es clave para evitar comprometerlo y dejar secuelas graves.

Un apunte sobre la seguridad

Mucha gente rechaza exponerse a los rayos X por miedo a la radiación. Pero lo cierto es que la cantidad es muy pequeña como para suponer un riesgo para la salud: tanto las radiografías clásicas como el TAC son prácticas muy seguras. Y si los profesionales salen del cuarto donde se realizan es porque es una práctica tan común que su exposición sería demasiado frecuente.

El riesgo de no hacer un TAC dental

Hoy, el TAC ya no es solo una ventaja competitiva, sino un factor diferenciador: una clínica sin TAC no tendrá la misma capacidad de detección, la misma precisión en diagnóstico, o la posibilidad de realizar muchos tratamientos dentales. Una clínica que no pueda realizar un TAC está más cerca de la desaparición, de la especialización en unos pocos tratamientos estéticos, o de derivar a sus pacientes a otra clínica para hacerlo. Y eso puede suponer una molestia y una pérdida de tiempo muy valioso.

En la Clínica Arte Sano contamos con todo el equipo necesario para hacer diagnósticos certeros y ofrecer tratamientos conservadores y resolutivos.

Deja un comentatio