¿Qué son las enfermedades periodontales?

Las enfermedades periodontales atacan al tejido que sostiene a los dientes, y pueden tener graves consecuencias si no son detectadas a tiempo. Normalmente son el resultado de un proceso largo, que empieza en los dientes y avanza bajo las encías como una gingivitis.

La gingivitis y las enfermedades periodontales son más frecuentes de lo que se piensa. Generalmente son indoloras, hasta que amenazan con convertirse en periodontitis.
Por eso es tan importante reconocer sus síntomas en fases tempranas.

Síntomas

      • Encías inflamadas, rojas o con tonos más oscuros. Las encías sanas son de color rosado y están pegadas a los dientes. Un cambio en la coloración suele indicar una acumulación de sangre, y no por herida sino por defensa.
      • Sensibilidad al tacto.
      • Sangrado. Y no nos referimos a una hemorragia, sino a un sangrado leve pero habitual en un diente o en una zona concreta de la boca, en cada cepillado.
        El uso frecuente de hilo dental lo evita, y también puede ayudar a detectarlo rápidamente.
      • Retirada de las encías. La reducción del tejido de las encías crea nuevos espacios entre los dientes. Así, se ven más largos y hacen más fácil la acumulación de restos y de placa.
      • Pus. La presencia de pus nunca es buena señal: significa infección. Y una infección entre los dientes o las encías puede extenderse rápidamente si no es detectada a tiempo. Nadie sabe lo que está pasando bajo sus encías.
      • Mal aliento. El festival de las bacterias que conviven en la boca es muy complejo. La lenta descomposición de restos de comida y placa entre los espacios dentales crean un ambiente perfecto para la proliferación de microorganismos que generan mal aliento y deterioran los tejidos.
      • Dientes flojos. En fases más avanzadas, la erosión de las encías hace que los dientes pierdan sujeción al hueso, lo que deriva en una pérdida inevitable de piezas dentales.

Las encías tienen una fuerte capacidad de absorción. Es más, está demostrado que la principal bacteria causante de la periodontitis, la Porphyromonas gingivalis, puede llegar al torrente sanguíneo y producir daños a nivel circulatorio, respiratorio, cerebrovascular, e incluso derivar en enfermedades como la diabetes.

Factores de riesgo

De la misma manera en que las enfermedades periodontales pueden ser causa directa -y poco investigada- de enfermedades no dentales, también están sujetas a condiciones que pueden acelerar o empeorar su evolución. Factores que definen los grupos de riesgo.

      • La edad,
      • Los cambios hormonales como la menopausia o el embarazo.
      • Fumar
      • El consumo de bebidas alcohólicas
      • La obesidad
      • Una dieta desbalanceada puede derivar en falta de nutrientes como la vitamina C
      • Sistemas inmunes debilitados o en tratamiento oncológico.

Especial cuidado deben tener también las personas de edad avanzada, y aquellas con diabetes, artritis, o enfermedades gástricas como la de Crohn.

Consecuencias de las enfermedades periodontales.

La periodontitis no es totalmente reversible, aunque se puede frenar su evolución y permitir al cuerpo regenerar algunos de los tejidos destruidos. Cuanto antes se detecta el avance de las bacterias en la boca menor será el daño, y más efectiva su recuperación.

      • Debilitamiento del sistema inmunitario, que lucha constantemente contra un foco bacteriano.
      • Pérdida de fuerza en la mordida, por la menor sujeción de los dientes.
      • Entrada de bacterias en el torrente sanguíneo.

Prevención

Prevenir las enfermedades periodontales no tiene más secreto que mantener una boca sana con buenos hábitos de higiene dental. Concretamente, higiene y revisión frecuente.

La placa se puede retirar con facilidad, pero reaparece rápidamente, y debe evitarse que se endurezca. Cuando eso sucede, la intervención de un odontólogo se hace necesaria.

      • Limpieza diaria en profundidad.
      • Uso de hilo dental o irrigador bucal, un mínimo de dos veces al día.
      • Visitar regularmente al dentista.

Prevenir las enfermedades periodontales

La fórmula de Arte Sano

Sin una limpieza dental que elimine el sarro, su avance a zonas comprometidas es cuestión de tiempo. En fases más avanzadas es necesario recurrir a los curetajes, necesarios para evaluar el alcance real de la la placa. Lo que sucede bajo las encías es siempre un misterio, y lo peor que se puede hacer para descubrirlo es esperar.

De la prevención dependerá la frecuencia y lo invasivo de los tratamientos.

La Clínica dental Arte Sano está fundada en un trato humano, que pone a las personas en el centro. Comprender una dolencia pasa por comprender a la persona y el contexto en que se produce. Ver el cuadro al completo es lo que nos permite diseñar un tratamiento, definir una pauta de revisiones y la reeducación más adecuada para cada caso.

Deja un comentatio