Rehabilitación oral: solución integral y a medida

¿Qué es la rehabilitación oral?

La rehabilitación es un tratamiento integral, que tiene por objetivo devolver la función y la estética dental cuando hay afectaciones serias.
Un conjunto de procedimientos para cuya planificación, ejecución y observación, intervienen distintas especialidades de la odontología en un mismo caso.

La rehabilitación oral es un tratamiento hecho totalmente a medida, y no puede ser de otra manera. Intervienen muchos factores y se puede realizar con prótesis fijas, coronas o implantes, y con distintos materiales según el estilo de vida y las necesidades del paciente.

¿Qué ventajas ofrece una rehabilitación oral?

Como su nombre indica, la rehabilitación oral rehabilita bocas de manera integral y resuelve problemas complejos de forma efectiva. Su mayor beneficio es la recuperación total de la función y la estética dental. Y eso tiene un impacto psicológico muy positivo. Enorme. Antes incluso de que el tratamiento haya terminado.

¿Cuándo se necesita rehabilitación oral?

Cuando se habla de rehabilitación oral se da por hecho que la función de la boca está parcial o totalmente afectada, y provoca dificultades para comer, hablar o sonreir. No es un tratamiento puramente estético. Más bien es la solución que se da cuando se necesita a varios especialistas en un mismo caso.
Por ejemplo cuando hay:

        • Encías y tejidos periodontales debilitados
        • Accidentes con fracturas múltiples y / o graves
        • Pérdida de dientes
        • Enfermedad periodontal acusada.

Existen muchas formas de hacer una rehabilitación oral, aunque no todas son la mejor para cada caso. Existe un tratamiento para cada caso y cada persona y es difícil describirlos por adelantado. No solo por factores subjetivos como la genética, la historia clínica, las alergias o los hábitos del paciente. Los tiempos y los
procedimientos de un tratamiento de rehabilitación oral pueden variar según cuestiones como:

        • Un hueso demasiado fino, que impide colocar un implante.
        • El retroceso de encías, que da menor sujeción a uno o varios dientes,
        • Si hay un desgaste importante por enfermedad periodontal.

En estos casos suele ser necesario extraer dientes o regenerar el hueso a partir de las propias células del paciente, para así asegurar el soporte sólido y una sujeción firme. Maravillas de la tecnología.

¿Qué interviene en una rehabilitación oral?

        • Las necesidades y los objetivos del paciente. Los problemas dentales tienen una causa, y la rehabilitación oral pasa por resolverla de
          forma personalizada y adaptada a los objetivos y el estilo de vida del paciente.
        • Los antecedentes y la historia clínica. Como tratamiento integral, se debe tener en cuenta el estado de salud general del paciente. En la Clínica
          Arte Sano
          insistimos en la relación de los problemas dentales con enfermedades y dolencias no dentales.
        • Un buen diagnóstico es clave para identificar la causa y el alcance de los problemas dentales. Tratar únicamente los síntomas puede agravar las dolencias y sus
          consecuencias.
        • Los materiales. El material utilizado también puede cambiar de acuerdo a la salud y el estilo de vida del paciente. Pero la calidad es clave para tener resultados exitosos y duraderos.
        • El laboratorio protésico. La cooperación activa entre la clínica y el laboratorio protésico es uno de los aspectos decisivos de la rehabilitación oral. Desde la planificación de una dentadura hecha a la medida del paciente, hasta su confección final, pieza por pieza.

Es un tratamiento largo que combina varias especialidades odontológicas, con varias fases de duración variable según el caso y la necesidad de cada persona. Desde la evaluación del estado de la boca del paciente y el estudio de su mordida, su armonía facial y el diseño de su sonrisa, hasta la confección de prótesis temporales y finales, pasando por las extracciones y la regeneración de tejidos, cuando son necesarias.

Las fases de la rehabilitación oral

En casos complejos o con muchos dientes por tratar, la rehabilitación es el resultado final, que llega con la colocación de las piezas finales.
Pero es la última fase de un proceso de varias etapas, que incluye:

      • Limpieza
      • Estudio
        fotográfico, tomográfico y de rayos X
      • Diseño,
        presentación y consentimiento.
      • Planificación
      • Cirugía
      • Rehabilitación

Y además puede añadirse tratamientos de endodoncia u ortodoncia, de ser necesario. De nuevo, se trata de ofrecer una solución integral.
En cuanto a la intervención, podemos resumirla en tres fases

Fase de saneamiento

El proceso de saneamiento consiste en crear las condiciones idóneas para el tratamiento.
Antes de iniciar cualquier tratamiento se debe realizar un estudio del estado de salud de la boca del paciente. La buena salud de los dientes (no solo los afectados) y las encías es indispensable para evitar la trasmisión de bacterias y prevenir complicaciones durante y después del tratamiento. Para ello se debe tratar todas las afectaciones presentes en dientes y encías, y realizar una higiene dental en profundidad.

Es necesario garantizar un entorno sano en la boca. De ello depende el éxito en las etapas posteriores, desde la fase quirúrgica hasta la colocación de los implantes definitivos. A lo largo de todo el proceso, te daremos todas las indicaciones necesarias para que el cuidado de los tejidos y las prótesis temporales sea el óptimo de acuerdo al tratamiento.

Fase quirúrgica

El tipo de intervención depende del estado de cada boca y las necesidades de cada paciente. Pero, en general, la rehabilitación oral puede necesitar cirugía: para extraer dientes en mal estado, para realizar injertos, procedimientos de regeneración ósea o colocar implantes.
Ahora, no siempre es necesario extraer piezas dentales. A veces una corona dental o una incrustación es suficiente, y estas solo requieren el pulido y la preparación del diente o del muñón. De hecho, vemos con frecuencia dientes extraídos por ahorro de tiempo o dinero. Extracciones absolutamente evitables.

La duración de la intervención quirúrgica varía según el número de dientes por tratar y el procedimiento. Cuando se hace en una sola sesión, puede ir desde la media hora hasta las tres horas en rehabilitaciones orales totales.

Pero en todos los casos, el paciente abandona la clínica por su propio pie. Unas prótesis temporales, incluidas en el tratamiento para reducir su impacto estético, le devolverán la sonrisa, la masticación, la pronunciación y, sobre todo, la seguridad y la confianza.

Rehabilitación oral
Photo by Elena Mozhvilo on Unsplash

Reconstrucción

La última etapa de una rehabilitación oral es la que consiste en reconstruir la dentadura o los dientes que se ha intervenido para devolver a la boca su funcionalidad y estética. Es, tal vez, la etapa más larga si se considera el tiempo con las prótesis temporales.

Nosotros trabajamos con materiales de la más avanzada tecnología. Primero, hacemos un diseño de su sonrisa en 3D. Nuestro laboratorio confecciona prótesis de alta estética con zirconio, feldespato y disilicato de litio, por su aspecto natural y altísima resistencia y durabilidad. Usamos también titanio de última generación para nuestros implantes dentales, por su alta biocompatibilidad y osteointegración.

Los tejidos blandos pueden tardar un par de semanas en cicatrizar, y los más duros, unos cuantos meses. Eso hace difícil determinar los plazos entre la cirugía y la fase final de la rehabilitación. Pero, en cualquier caso, para asegurar el éxito de la rehabilitación y evitar la pérdida del soporte de los dientes o el rechazo de tejidos
e implantes, es necesario observar de cerca la evolución de cada intervención.

¿Cuánto tarda?

Como puedes ver, es difícil definir la duración de un tratamiento de rehabilitación oral. Cada caso es diferente, y tiene causas y necesidades distintas.
Y además, no todo el mundo cicatriza a la misma velocidad ni tiene los mismos hábitos de alimentación o de higiene. Lo que sí podemos adelantar es que la duración de una rehabilitación oral depende de:

        • Cuántos dientes se debe rehabilitar
        • En qué estado se encuentran
        • El estado de las encías y el hueso
        • Los objetivos del paciente

Los casos más sencillos y con pocos dientes por intervenir pueden hacerse en una sola sesión. Pero una rehabilitación oral total ( en la que se extrae y se sustituye todos los dientes por implantes) puede durar fácilmente más de un año, pues es necesario que los tejidos se regeneren, que los implantes se integren correctamente en el hueso, y que se equilibre la mordida.

En resumen

Las rehabilitaciones tienen, en general, una recuperación rápida aunque, otra vez, depende del caso, la persona y su estado de salud bucodental. Y el
control frecuente es tan importante como la planificación del tratamiento para asegurar que todo está yendo según lo planeado, y corregir rápidamente cualquier imprevisto.

La rehabilitación oral puede ser un tratamiento invasivo, pero el éxito es indiscutible a todos los niveles. La protésica y las rehabilitaciones orales totales son una de las especialidades de la Clínica Arte Sano. Nos movemos buscando la recuperación total de la boca del paciente, cuidando siempre su bienestar general, e intentando ofrecer soluciones mínimamente invasivas.

Y, por sobre todo, mantenemos nuestro propósito de devolverle la sonrisa y la función dental a las personas. Porque la salud empieza en la boca, y hay un tratamiento ideal para cada caso, cada problema y cada mordida.

¿Necesitas atención personalizada?

Llámanos

Add Your Comment