Consejos para cuidar los dientes de los niños

Tener un hijo es toda una aventura llena de descubrimientos. Entre ellos, el de ver la formación y el crecimiento de una persona que aprende, a menudo, a base de imitación. Y es que el desarrollo de la boca y los dientes de los niños es algo que muchos padres (y no necesariamente primerizos) deben descubrir, porque no se habla lo suficiente de eso.

El desconocimiento es uno de los grandes enemigos de la salud y, por eso, en este artículo queremos darte las bases para conocer la boca y, sobre todo, los dientes de los niños.

¿Cómo cuidar los dientes de los niños?

Hábitos

Chuparse el dedo

Como se ha demostrado observando ecografías, chuparse el dedo es un acto reflejo que aparece como instinto de succión. El motivo es muy sencillo: cuando un niño nace, sabe muy bien cómo funciona la lactancia. Pero además, la psicología apunta que les proporciona seguridad y tranquilidad en una etapa de transición (separación de la madre). Un 80% de los niños lo hace durante sus primeros dos años de vida.

Pero cuando el hábito se prolonga demasiado, puede provocar que los dientes crezcan en una dirección incorrecta, o que encuentren en el dedo un punto de apoyo que debería ser el diente.

Es, por tanto, normal que se extienda durante meses, o incluso años. Pero a partir del tercer año es recomendable buscarle un sustituto. Sustituto que a menudo es el chupete.

Chupete

Usar chupete es una práctica habitual en edades tempranas, y se ha asentado como sustituto del acto inconsciente de la lactancia. Y también como un objeto capaz de calmar el llanto y distraer la atención, pues su uso a menudo coincide con la erupción de los dientes de leche.

Pero tal y como sucede con el hábito de chuparse el dedo, no es extraño ver a niños de más de 3 o 4 años que lo conservan, y a padres que no encuentran la forma de quitárselo. Porque si el cambio de alimentación (el destete) es complicado para muchas madres, la eliminación total de los hábitos transicionales o sustitutivos puede serlo más.

Permitir un uso excesivo, o recurrir al chupete puede calmar llantos, pero lo hace a cambio de un tratamiento dental en la adolescencia.

Biberón

Indispensable como pocos, el biberón ha hecho mucho por la comodidad y la tranquilidad de madres, padres e hijos. Como sucede con el chupete, su rol sustitutivo es útil, práctico, y tiene efectos muy positivos para todo el mundo. Pero del biberón hay que considerar dos cosas.

La primera, que esos efectos positivos tienen una duración limitada; la segunda, que tanto como el biberón, importa lo que hay dentro.

Mucha gente utiliza el biberón para dormir a sus hijos, y se desentiende de él hasta la mañana siguiente. Esto no es necesariamente malo si lo que se pone dentro es agua. Pero si la boca de los adultos no debe estar expuesta a hidratos y azúcares durante tantas horas, la de los niños menos. El esmalte de sus dientes no está formado todavía, y no es lo suficientemente duro como para aguantar las embestidas de las caries.

Consecuencias

Lo que sucede con la introducción prolongada del dedo y otros objetos en la boca es que se deforma el paladar y afecta la manera en que los dientes toman el espacio en la boca. Y la boca acaba tomando la forma que la succión le da. Entre las consecuencias a largo plazao están:

Diastemas

Los diastemas son esos espacios entre los dientes que no molestan y no tienen más efectos que los puramente estéticos. Pueden aparecer cuando hay demasiado espacio en el arco maxilar o cuando los dientes son pequeños. Es algo normal. Sin embargo, hábitos como los mencionados pueden favorecerlos e incluso ampliarlos.

A menudo se utiliza carillas dentales para cubrir diastemas pequeños aunque, si hay otros dientes afectados por problemas de mala posición puede ser recomendable hacer una ortodoncia.

Mordida abierta

Una maloclusión. Los dientes no cierran totalmente la mordida, y la persona afectada no puede cortar con los incisivos. Además, una mordida abierta dificulta la pronunciación, ya que el aire se escapa libremente y la lengua no encuentra puntos de apoyo necesarios. Requiere un tratamiento de ortodoncia serio.

Caries infantil

Según la Sociedad Española de Odontopediatría, un niño con caries en los dientes primarios será probablemente un adulto con múltiples caries y restauraciones en la dentición permanente. La caries infantil es un silencioso problema que afecta a muchos niños y los deja con problemas dentales de por vida.

Problemas al hablar

El habla se aprende en un orden relacionado con la capacidad de producir sonidos o pronunciar correctamente. Los espacios y las deformidades pueden provocar dificultades en la pronunciación y en el aprendizaje de sonidos que, más adelante, costará más.

Higiene y buenos hábitos

Quitar los malos hábitos puede ser un proceso delicado. Pero algo importante es la prevención, que pasa por la higiene y buenos hábitos. Porque tendrás que ayudarlo en su higiene dental hasta los 7-8 años.

  • Cepilla los dientes de tus hijos después de cada ingesta. Aunque sean las 2AM, y aunque solo tenga un diente.
  • Evita las comidas a deshoras.
  • No lo hagas dormir con un biberón con leche, zumo, o cualquier bebida que no sea agua.
  • No mojes los chupetes en productos azucarados como la miel.
  • Enséñale a cepillarse los dientes correctamente, con un cepillo de cabezal pequeño y cerdas blandas (si un dentista no te recomienda lo contrario – poco probable).

En conclusión

Con este artículo no queremos decir que usar chupetes y biberones, o chuparse el dedo es malo. Pero hay un momento para todo, y prolongar estos hábitos puede tener consecuencias estéticas – que provocarán inseguridad, y funcionales, que afectarán a su mordida y, de paso, a tu bolsillo.

Es normal que los niños tengan los dientes separados. De hecho, si un niño no tiene los dientes infantiles separados, es probable que los definitivos no tengan espacio suficiente cuando empiecen a erupcionar. Y como siempre es mejor prevenir que curar, la ortodoncia infantil puede anticipar el problema y hacer que una ortodoncia posterior sea más sencilla.

En la Clínica Arte Sano velamos por la salud de las personas en el largo plazo, y cuanto antes se tome conciencia de la importancia de la salud dental, más fácil será adquirir y conservar buenos hábitos.

Deja un comentatio